De hecho, en recientes declaraciones de integrantes de la delegación de las Farc, se ha confirmado la intención de participar en el escenario político, pero no se conoce si los integrantes del secretariado podrían hacerlo, debido a las acusaciones penales que hay en su contra.

En el mes de noviembre de 2013, las delegaciones de paz del Gobierno y de las Farc, llegaron a un acuerdo en el segundo punto, participación en política, a grosso modo se acordó que los integrantes de la guerrilla darían un salto de las armas a la conformación de un movimiento político, “sin armas”, y sujeto a los lineamientos democráticos de un Estado de Derecho.

Aún y en medio de los diálogos de paz que se adelantan en La Habana, en el Congreso de la República fue radicada una reforma constitucional para permitir la participación en política de los grupos guerrilleros del ELN y de las Farc. Quien lidera esta iniciativa es el senador de la Alianza Verde y ex guerrillero del M-19, Antonio Navarro Wolff, pretendiendo, que se les permita el tránsito de las armas a la vida política, ante una eventual desmovilización.

Al ser aprobada la iniciativa, tendrá una vigencia de tres años y beneficiará a los subversivos que se desmovilicen en el marco de un proceso de paz.

Reforma constitucional_Guerrilleros a Política