La policía nacional incautó de 234 kilos de cocaína en la vía conocida en la ciudad de Medellín como la 80 o vía al mar, el alijo se encontraba camuflado en una sofisticada caleta hidráulica en un furgón, termoking.

De acuerdo con el proceso investigativo el estupefaciente sería propiedad de una organización criminal al servicio del ‘clan Úsuga’, denominada ‘mayoristas’ quienes tienen su accionar delictivo en Antioquia, Urabá, Guaviare y Valle del Cauca y se encargan de enviar pequeñas cantidades de estupefacientes en furgones, tracto mulas, camiones y lachas tipo ‘go fast’, camuflados en caletas.

Así mismo se estableció que el alijo salió desde San José del Guaviare para ser almacenado en fincas y/ o bodegas de los municipios de Turbo y Necoclí- Antioquia; posteriormente era camuflado en el contenedor de una embarcación con destino hacia países de Centroamérica y finalmente los Estados Unidos.

El cargamento avaluado en $1.053.000.000. En la operación también se incautó el vehículo en el que era transportado el alijo y se produjo la captura del conductor del furgón, quien además está sindicado de ser el dueño de un laboratorio para el procesamiento de estupefacientes y se encarga de la comercialización del clorhidrato de cocaína a otras organizaciones criminales.