En un operativo de la Policía Nacional de la Unidades adscritas al Grupo contra amenazas Nucleares, Biológicas, Químicas y Radioactivas identificaron una empresa en la localidad de Engativá en la cual se almacenaba sin autorización material radiactivo como Iridium 192 y Uranio empobrecido.

Los funcionarios se desplazaron hasta el lugar de los hechos y mediante el uso de equipos como detectores portátiles de radiación, determinaron altos niveles de dichas sustancias.

 

La acción policial dejó como resultado la captura de un hombre de 58 años de edad, quien al interior de la vivienda almacenaba de manera ilegal material radioactivo identificado como Iridium 192; altamente tóxico y perjudicial para la salud y que su manipulación y almacenaje debe ser supervisada por el Servicio Geológico Colombiano, INGEOMINAS, y de uso exclusivo en la industria petrolera, aeronáutica y en tratamientos contra el cáncer, también se encontraron dos contenedores uno de Uranio y  otro de material radioactivo.

De acuerdo con el proceso investigativo el Iridium192 es una fuente emisora de radiación que atraviesa fácilmente la piel y ocasiona úlceras, que después se convierten en lesiones que pueden conllevar a la amputación de miembros y posteriormente a la muerte por shock séptico.