La Policía Nacional y la DEA, se incautó de 950 kilos de cocaína, en desarrollo de una operación de interdicción marítima en aguas internacionales.

Guardacostas de los Estados Unidos ubicaron en zona costera de Guatemala, el alijo además de lograr la captura de tres ecuatorianos, tripulantes de la lancha tipo panga de matrícula de Guatemala. De acuerdo con las leyes internacionales los capturados están siendo trasladados hacia costa norteamericana y serán dejados a disposición de la autoridad competente.

Al momento de la interceptación por parte de autoridades estadounidenses, los responsables de transportar la droga arrojaron el cargamento al mar.

Las autoridades investigan de donde procedía el alucinógeno que tenia como destino los Estados Unidos, los detenidos quedaron a disposión de la autoridades norteamericanas y tendrán que responder por el delitos de trafico de estupefaciente.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente