Las marchas del Día del Trabajo en Bogotá fueron pacíficas hasta el momento en que un grupo de encapuchados derribaron las vallas de protección y empezaron a atacar a los agentes del Esmad. Producto de los disturbios, cuatro personas y un policía resultaron heridos, además siete personas fueron detenidas por las autoridades.

Durante este disturbio que se registró en la Plaza de Bolívar de Bogotá, fue el momento idóneo que aprovechó un encapuchado para dispar en contra de los uniformados. La Policía hizo un llamado a la comunidad y ofrece 20 millones de pesos como recompensa para quien permita identificarlo y dar con su paradero.

El sujeto que disparó contra los uniformados puede ser procesado por tentativa de homicidio, según Daniel Mejía, Secretario de Seguridad.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente