Según investigadores de Australia y Nueva Zelanda, en 2010 el iceberg bautizado como B09B, de unos 100 Km2, se desplazó hasta la Bahía Commonwealth en el este de la Antártida, bloqueando el acceso al lugar habitual de comida de los pingüinos Adelaida.

En un estudio publicado en la revista Antartic Science, la colonia de pingüinos que contaba con una población de 160 mil ejemplares en 2011, se vio diezmada a unos 10 mil, afirmaron los investigadores del Centro de Investigación del Cambio Climático de la Universidad de New South Gales en Australia y la fundación neozelandesa West Coast Penguin Trust.

Este fenómeno que se presenta de disminución en el número de miembros en colonias de pingüinos, se debe a la necesidad de viajar grandes distancias para encontrar alimento lo que puede conllevar a la desaparición completa de la colonia en los próximos 20 años, aseguran los investigadores.

Aunque el iceberg B09B al desplazarse chocó con otra estructura bautizada como Metz Glacier Tongue quedándose ahí, sin embargo, los científicos señalan se ha comenzado a romper durante el último año, lo que supondría buenas noticias para los pingüinos.

Twitter_S