Secuestro y homicidio son los cargos por los cuales el juez 35 penal de conocimiento condenara al arquitecto Rafael Uribe Noguera, confesó asesino de la pequeña Yuliana Samboní.

Los hechos ocurrieron el 4 de diciembre del 2016 cuando Uribe Noguera se desplazó hasta el barrio Bosque Calderón en el norte de Bogotá, rapto a la menor y se la llevó hacia uno de sus apartamentos ubicado en el edificio edificio Equus 66.

Tras la denuncia de la desaparición, la camioneta fue identificada por las autoridades por las cámaras de seguridad y de inmediato se inició la búsqueda de la niña. Según el expediente, el vehículo estaba registrado abombare de la esposa de Francisco Uribe, hermano del arquitecto y quién hoy es investigado por favorecimiento en homicidio.

La Fiscalía logró establecer que la pequeña fue golpeada, abusada y maltratada, el autor fue Uribe Noguera. En este caso también están procesados Francisco y Catalina Uribe Noguera por favorecer supuestamente el homicidio.