El Director del Instituto Distrital de Recreación y Deporte de Bogotá, Aldo Cadena, desmintió que la gramilla del emblemático estadio el Campín, se haya deteriorado por el alquiler del escenario para el concierto de Carlos Vives y sus amigos el pasado 13 de Agosto.

Cadena señaló, que este daño lo han sufrido otros campos deportivos de la ciudad como: canchas de golf, incluso el estadio de Techo y el Campincito.

El Funcionario indicó, que a pesar del deterioro a causa de la plaga, la cancha esta apta para los partidos del fútbol profesional colombiano de cara al segundo semestre de este torneo.

El estado de la cancha no afectará el desarrollo físico de los jugadores ni de los árbitros, el campo cumple con lo establecido reglamentariamente y no afecta el recorrido ni el rebote del balón, aseguró Aldo Cadena.

El funcionario aclaró, que cuando se presta el escenario para eventos no deportivos, el “IDRD”, invierte anualmente 150 millones de pesos y la empresa arrendataria paga 50 millones para mantenimiento del Estadio.