La Fiscalía General de la Nación cuenta con unas grabaciones en las que aparecería Roberto Prieto, exgerente de la campaña del presidente Juan Manuel Santos, hablando con Juan Sebastián Correa, el asesor de la Agencia Nacional de Infraestructura, luego que se desatara el escándalo de Odebrecht.

En la comunicación, según las valoraciones de la Justicia, Prieto estaría presuntamente insinuándole a Correa cómo debería enfrentar su caso, luego de que lo vincularan al proceso penal.

Esto sería a propósito de la manera en la que se habría desarrollado la reunión en la que dice el excongresista Otto Bula entregó un millón de dólares, precisamente para Prieto a través de Andrés Giraldo.

Estas grabaciones están siendo valoradas por las autoridades en este momento, sin embargo, las comunicaciones tendrían vicios de nulidad porque no fueron presentadas debidamente ante los jueces para su legalización.

Además, la Fiscalía se opuso a que la ANI sea reconocida como víctima en el proceso penal de Odebrechty que tampoco lo sea Otto Bula, porque están directamente implicados.

Correa le ha dicho a la Justicia que no va aceptar los cargos que le imputa la Fiscalía, porque es inocente y les advirtió a los investigadores que sí está dispuesto a contar toda la verdad de dicha reunión, en donde fue como una especie de “gancho ciego” y nada tuvo que ver con ese encuentro, al cual, según su versión, solo fue a tomar un café con Andrés Giraldo, porque este lo invitó, pero que se fue cuando llegó el excongresista Otto Bula.

El ex congresista Otto Bula ha respaldado esta versión.