• El Proyecto La Escombrera incluye 4 componentes: búsqueda y prospección arqueológica con fines judiciales, atención psicosocial, memoria e inhumación.
  • El 27 de julio inicia el proceso de búsqueda y prospección arqueológica en el polígono 1, denominado La Arenera y paralelo a este se desarrollarán los componentes de atención psicosocial y memoria.
  • Es el resultado de un proceso derivado de la voluntad política, la participación de las víctimas y la articulación interinstitucional.

El Proyecto La Escombrera, es una iniciativa interinstitucional que lideran la Fiscalía General de la Nación y la Alcaldía de Medellín, con el apoyo del Ministerio del Interior, la Unidad Nacional para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y Museo Casa de la Memoria; que además cuenta con la participación activa de las organizaciones de víctimas Mujeres Caminando por la Verdad y Movice -capítulo Antioquia- y sus representantes, la Fundación Obra Social de la Madre Laura y la Corporación Jurídica Libertad.

La Escombrera, está ubicada en límites entre la Comuna 13 San Javier y el corregimiento de San Cristóbal, occidente de la ciudad de Medellín (Antioquia), zona que ha sido identificada por organizaciones de víctimas, victimarios desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia, autoridades judiciales y administrativas, como un área donde posiblemente se encuentran cadáveres no identificados de víctimas de desaparición forzada, en razón de prácticas perpetradas por estructuras criminales desde hace más de dos décadas, cometidas por grupos armados al margen de la ley.

Por ello, y de acuerdo a las acciones adelantadas previamente, la Fiscalía General de la Nación iniciará la diligencia judicial que se compone de las siguientes etapas: búsqueda, prospección arqueológica con fines judiciales, y en el caso de hallar cuerpos, exhumación, identificación y entrega de restos. Será a partir del próximo 27 de julio con una duración aproximada de 5 meses y el horario de 8:00a.m a 4:00p.m de lunes a viernes.

Dicha diligencia se adelantará inicialmente en el punto señalado como polígono 1 denominado La Arenera, por la viabilidad y  la capacidad técnica y presupuestal. Allí se deberán extraer aproximadamente 24.000 mts3, de los cuales se retirarán 3.000m mts3 mediante excavación mecánica y el resto se realizará de forma manual; todo bajo la supervisión del equipo de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación CTI y con el apoyo del personal contratado por la Alcaldía de Medellín. En ella se aplicarán todos los protocolos nacionales e internacionales (Protocolos de Minnesota y Estambul) y cuenta con el aval de las organizaciones de víctimas y sus representantes.

Paralelo a la diligencia de exhumación, se ha realizado un plan integral de búsqueda de desaparecidos de la Comuna 13, documento construido a partir de lo ordenado por el Plan Nacional de Búsqueda, el cual ha sido avalado por las víctimas y que tiene como fin fortalecer la parte investigativa respecto a la desaparición forzada. Los componentes del mismo son, incluyendo las diligencias de prospección arqueológica con fines judiciales que se realicen, un censo general de víctimas, plena identidad de las mismas, labores primarias de ubicación e inventario de procesos penales existentes.

Por su parte, la Alcaldía de Medellín en cabeza de la Secretaría de Gobierno ha hecho un aporte para facilitar las acciones de la Fiscalía General de la Nación y a través de las Unidad tanto municipal como nacional para la Atención y Reparación a Víctimas y el Museo Casa de la Memoria; la cuales adelantarán -en trabajo de construcción conjunto entre las organizaciones de víctimas y sus representantes- los componentes 2 y 3 de Psicosocial y Memoria, respectivamente.

Ambos componentes pretenden que la intervención se realice de manera integral bajo el enfoque de acción sin daño, la atención diferencial y el restablecimiento de derechos. El componente psicosocial también cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud, mediante el Programa de Atención Psicosocial y Salud Integral a Víctimas  (Papsivi) y el de Memoria, que se desarrollará con el acompañamiento del Museo Casa de la Memoria y del Comité de Acciones de Impulso de la Comuna 13 con el propósito de construir y visibilizar los procesos y relatos de memoria.

La construcción de un Mausoleo en el Cementerio Universal para llevar a cabo el proceso de inhumación de los cuerpos en caso de ser hallados durante el proceso de excavación/exhumación, constituye el 4 y último componente del proyecto el cual es financiado por el Ministerio del Interior.

Este proyecto es el resultado del proceso de concertación y participación activa y efectiva de las víctimas y sus representantes, por eso ellas quieren dejar de manifiesto lo siguiente:

“Tras 13 años de lucha y resistencia en la búsqueda de nuestros seres queridos, las víctimas de la Comuna 13 que pertenecemos a la organización Mujeres Caminando por la Verdad vemos con satisfacción el inicio de este proceso de excavación y búsqueda de cuerpos. Valoramos la disposición de la Fiscalía General de la Nación y de las instituciones gubernamentales que han comenzado a escucharnos para llevar a cabo el proceso que es apenas una gota de esperanza, en un mar de impunidad. Instamos a que el compromiso de las autoridades permita ampliar la intervención a otros perímetros señalados en el sector de la Escombrera y en los demás sectores de la Comuna 13, donde se presume que puede haber más cuerpos enterrados. Nuestro compromiso está firme con el proceso de concertación del Plan Integral de Búsqueda para garantizar la participación directa de las víctimas y de las organizaciones de derechos humanos que durante este tiempo nos han acompañado. Y que el proceso  contribuya  a la concreción de nuestros derechos a la verdad, la memoria, la justicia, la reparación integral y las garantías de no repetición”.

Para las instituciones, víctimas y organizaciones participantes del proyecto, este es un paso fundamental hacia la reparación integral de las víctimas, el esclarecimiento de la verdad, la realización de la justicia, y, en esencia, es una condición para que los hechos sucedidos en la Comuna 13 no se repitan.