• Se trata de un fallo de segunda instancia, y por tanto definitivo, proferido por el Contralor Edgardo Maya Villazón,  y que afecta a los exalcaldes Edinson Fidel Lima Daza y Laureano Enrique Ortiz Daza y los exsecretarios de Planeación Municipal Jhon Gutiérrez de Arcos y José Guillermo Angulo Argote.
  • Las obras de protección para la bocatoma del sistema de acueducto municipal quedaron inconclusas y en total abandono.

La Contraloría General de la República profirió fallo fiscal por $1.640 millones de pesos contra los ex alcaldes de La Jagua de Ibirico (Cesar), Edinson Fidel Lima Daza (2005-2006) y Laureano  Enrique Ortiz Daza (2006-2007), por el detrimento patrimonial que produjo el incumplimiento en la ejecución del contrato No. 18  2005,  que tenía por objeto la construcción de obras de protección para la bocatoma del sistema de acueducto del municipio.

Las obras adelantadas  quedaron inconclusas, en total abandono y sin prestar servicio alguno a la comunidad.

El contrato cuestionado se celebró bajo la modalidad de contratación directa por urgencia manifiesta.

La decisión cobija además a los exsecretarios de Planeación municipal Jhon Gutiérrez de Arcos (2005-2006) y José Guillermo Angulo Argote (2006-2008), el contratista José Martin Cure Chagui  y el interventor Jorge Luis Gamarra.

Se trata de un fallo de segunda instancia, y por tanto definitivo y sobre la cual no procede ningún recurso, que fue proferido por el Despacho del Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón.

Inicialmente, por medio del auto 672 del 16 de junio de 2015,  la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción de la CGR dictó fallo de responsabilidad fiscal dentro del proceso No. 21-04-705, por el monto antes mencionado y contra estas mismas personas.

Tal decisión fue confirmada por el Contralor Edgardo Maya Villazón en auto No. 0116 del 17 de julio de 2015.