A través de  un comunicado, la Policía Nacional lamentó la muerte de subteniente Edgar Andrés Báez Quintero, uno de los sobrevivientes del accidente de un Black Hawk.

Los hechos se presentaron, el pasado 4 de agosto en zona rural del municipio de Carepa, Antioquia, en un accidente aéreo que dejo como resultados 16 uniformados muertos y dos heridos.

El Subteniente Báez, natural de Cúcuta, Norte de Santander, llevaba un año y nueve meses en la institución. Egresó de la escuela de cadetes Francisco de Paula Santander, como administrador policial y se especializó en la Dirección de Anti-narcóticos en el curso de comando Jungla. En su hoja vida tenía 40 felicitaciones.

La aeronave transportaba uniformados que le seguían la pista a Darío Antonio Úsuga David alias “Otoniel”, peligroso delincuente que tráfica  en esa región del país.

El patrullero Juan Carlos Meza continúa con vida, se encuentra recluido en el hospital Simón Bolívar al Norte de Bogotá.