La historia clínica de Carolina Sabino que la Fiscalía encontró en la diligencia judicial practicada en el hospital podría ser la carta de salvación de la actriz, que afronta un proceso penal por el aborto supuestamente ilegal que se practicó.

Skarniopublico.com conoció que la actriz argumentó ante los médicos,  que decidió practicarse el aborto, entre otras razones, por estar atravesando un complicado momento en su vida personal desde el punto de vista profesional y psicológico.

De ser cierto, esos argumentos coinciden con lo que los médicos de la clínica esbozaron en la historia clínica, insinuando que en efecto la señora Sabino podría haber acudido en medio de presiones psicológicas.

Aunque el fallo con el cual la Corte Constitucional aprobó el aborto bajo tres requisitos específicos, si advirtió de las presiones psicológicas que una mujer puede sufrir durante los primeros días del embarazo.

Skarniopublico.com conoció que el Fiscal General Eduardo Montealegre pidió copia del expediente con el fin de analizar los argumentos que esgrimieron los médicos antes de autorizar el aborto de la actriz. Así las cosas, la responsabilidad penal de la artista, y de paso, la de los médicos y la misma clínica, podría extinguirse.

Como lo hemos venido informando, en las últimas horas y por orden del mismo fiscal Montealegre, la audiencia de imputación de cargos a la que iba ser citada la actriz, fue suspendida mientras se analiza su viabilidad jurídica y se establece si este proceso no viola los derechos fundamentales de la actriz.

El episodio de todas formas, ha servido para abrir un nuevo debate en torno a los alcances del fallo de la Corte Constitucional y los vacíos que aún persisten alrededor del tema.