En el decreto se definen las formas de producción, el control de los cultivos y los trámites que se deben adelantar para reglamentar la actividad. Allí está consignado, que los productores deberán tramitar tres licencias.

La primera se gestionará ante el Consejo Nacional de Estupefacientes, que determinará el número de plantas. El Ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dijo que los cultivos serán hidropónicos y no se harán en grandes extensiones, de este manera tendrán un mayor control.

La segunda licencia, que define la forma de transformación de la planta en un producto medicinal, se tramitará ante el Ministerio de Salud.

Y la tercera, que comprende la exportación del producto, es ante la autoridad competente.

Cabe aclarar que la firma del decreto no reemplaza al proyecto de ley que cursa en el Congreso.