A esta hora se celebra la ceremonia donde se hace un reconocimiento anual a los funcionarios de la Fiscalía General de la Nación,  que por su esfuerzo, dedicación y compromiso, han hecho una labor excelsa en favor del ente acusador y su tarea misional, que es la de fortalecer la lucha contra la delincuencia, el narcotráfico, las grandes mafias y las redes de corrupción.

Para la Fiscalía es un honor otorgar a sus más ejemplares funcionarios con las condecoraciones que son la insignia del verdadero tributo a la valentía personal, a la vocación del servicio público, además de los valores que debe reflejar la entidad.

Al parecer, y por lo que dice una de las sillas, una de las condecoradas podría, ¡ojo!, podría ser Natalia Springer, ¿estaría usted de acuerdo?

Natalia Springer, que ha sido cuestionada junto con el Fiscal General de la Nación por contratos millonarios, donde se explica, como si fuera un as bajo la manga, que ella es la única que tiene la experiencia para elaborar las tareas encomendadas, desmeritando la capacidad de otros asesores externos e incluso la de sus propios funcionarios.

Este tema de los contratos causó tanto revuelo mediático durante dos semanas, dejando entrever unas  verdades más cuestionables que otras, esperemos que estás condecoraciones no deje un sin sabor para la opinión pública.