Martínez Kingston, al momento de caer al suelo fue embestido nuevamente por el toro Nueva Sangre, que lo lanzó por los aires, inmediatamente intervinieron sus compañeros de lidia para distraer al toro.

Martínez, fue estabilizado en la enfermería de la plaza y traslado de urgencia al Hospital Mocel, donde los servicios médicos informaron que el asta ingresó por la axila izquierda dañando el pericardio.

La intervención quirúrgica a cargo del doctor Vázquez Bayod, duró más de tres horas terminando al borde de las 3 de la mañana hora local. Al final de la operación el doctor indicó que el pronóstico de la cornada es ‘reservado’.