16 integrantes de una misma familia fueron capturados  en Medellín, dedicados al contrabando de licores, así los reveló el General Gustavo Moreno, Director de la Policía Fiscal y Aduanera.

En los 10 allanamientos fueron decomisadas más de mil unidades de licor, como whisky, tequila vodka, ron y aguardiente, que estaba listo para distribuir en el área metropolitana  especialmente en los sectores de “El Hueco”, Laureles, El poblado y municipios aledaños.

Las autoridades lograron establecer que el contrabando era traído de Panamá, utilizando rutas clandestinas pasando por el municipio de Turbo.

El licor que estaba listo para la distribución en la temporada decembrina, tiene un costo de 50 millones de pesos, y la ganancia para los delincuentes según el estimativo de las autoridades es del 40%.

La Policía y Fiscalía llegaron hasta la sofisticada caleta que permitía esconder el licor ilegal. Los responsables tendrán que responder por los delitos de favorecimiento al contrabando, concierto para delinquir y contrabando. Penas que oscilan de 4 a 8 años de prisión.