Como quieran llamarlo, el mundo es muy pequeño, solo casualidad, coincidencia, un caso que solo sucede una vez en el mundo. Sucedió en carreteras del Atlántico, exactamente en la carretera de La Cordialidad, entre Baranoa y Sabanalarga; se encontraban los uniformados en su puesto de control y detuvieron un bus interdepartamental con rumbo a Cartagena, para hacer su respectiva requisa, y vaya sorpresa que se llevó uno de los uniformados.

En el momento de verificar la identidad en los documentos, se dio cuenta que un hombre no solo tenía su mismo nombre sino su número de identidad, es decir, que portaba un documento falso. El hombre manifestó ser de ciudadanía cubana y que adquirió el documento por 5 mil dólares. Por el momento las autoridades investigan la verdadera identidad de dos personas detenidas, entre ellas, obviamente el cubano.