La comunidad no entiende, porque el padre Henao se está apropiando de un espacio que se considera público y que además ha estado al servicio de la comunidad por más de 35 años por ser una zona verde y peatonal. Y la única explicación que ofrece el Señor Párroco, es que solamente va a construir su habitación en el espacio mencionado, ya que el anterior Padre, Miguel Ángel Claro, le entregó la parroquia sin áreas habitables.

Aunque la comunidad tiene entendido, que no solamente esto es lo que planea hacer el digno representante de Dios, sino que también tiene el interés de realizar un cerramiento a una bahía de parqueo público que colinda con el espacio que ya está invadiendo, para construir un osario.

Como es sabido por algunos, Los Osarios, son lugares que tienen algunas iglesias y cementerios con el fin de reunir o juntar huesos u otros vestigios humanos una vez extraídos de su sepultura, para pasar el resto de la eternidad en ese pequeño lugar.

Por estas razones la comunidad ya instauró ante las entidades competentes los hechos expuestos, ya que para ellos no es aceptable, ni legal además de la invasión, que inmuebles de uso residencial estén tan cercanos a los lugares que buscan conservar restos humanos debido a diferentes razones, cabe mencionar la principal entre ellas, la de salubridad.

Por lo visto, las pretensiones de algunos seres humanos, no distingue rezo, credo, raza y mucho menos condición social como lo hemos visto sin número de veces en este país. Históricamente, el barrio Villa Luz al igual que la Casa Cural fue edificada por la constructora Luis Carlos Sarmiento Angulo, y esta Casa Cural era una construcción modesta como lo menciona la comunidad.

“…La Casa Cural inicialmente tenía algunas habitaciones, cocina, garaje, era una verdadera casa cural, […]. Pero los sacerdotes que han estado a cargo se han dedicado a modificar totalmente la construcción, ya no es la que era inicialmente, ahora tiene 3 pisos, consultorios médicos de beneficio lucrativo particular y ahora quiere construir una zona habitable y un osario invadiendo un espacio público…” asegura la comunidad.

En este momento la comunidad del barrio Villa Luz en la localidad de Engativá, espera una pronta solución por parte de las autoridades competentes.