Dice mamá o papá, “no hay que hablar con desconocidos”. Las nuevas generaciones hacen caso omiso a esta frase, si se les ha llegado inculcar en casa.

La tecnología ha acercado no solo cosas buenas, sino también las peligrosas, ya que las redes sociales son utilizadas por delincuentes, pedófilos y hasta por asesinos, que bajo identidades falsas buscan lograr su objetivo.

El youtuber Coby Persin llevó a cabo un experimento sociológico para dar un escarmiento a tres jóvenes. Persin, muestra en su video que los peligros existen y recuerda a los padres la  importancia de educar a sus hijos en el sentido tecnológico.