Muchas son las vidas de animales, que ha cobrado el fenómeno climático, acabando con cultivos e incluso desplazando personas debido a las altas temperaturas en ciertas zonas del país, mientras que en otros lugares del planeta, se vive el mismo drama pero con un clima totalmente inverso.

Y Koko; que nació el 4 de julio de 1971 en San Francisco, California, es una gorila que ha recibido adiestramiento por los científicos de la Universidad de Stanford, entre ellos, la Doctora Francine Patterson, que consiste en la compresión de signos basados en la lengua de señas americana; ha dejado este mensaje para reflexión de los seres humanos que sufren las inclemencias del clima.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente