Mediante información suministrada a través del intercambio de información entre la Policía Nacional de Colombia y la oficina de la DEA, se logró la captura de tres personas, la incautación de 20.000 gramos de heroína y 100.000 dólares.

Para el desarrollo de los dos operativos, se tuvo conocimiento sobre el tráfico de una cantidad no determinada de una sustancia estupefaciente hacia la ciudad de Nueva York, razón por la cual, unidades pertenecientes a la unidad control heroína de la Dirección de Antinarcóticos de la Policía, toman contacto con los agentes de enlace DEA en Bogotá, a quienes a su vez lo hacen con sus homólogos en los Estados Unidos, poniendo sobre aviso acerca de dicha actividad, comenzando así, un trabajo conjunto y coordinado por ambos organismos, tanto en Colombia como en los Estados Unidos.

Con relación a las coordinaciones realizadas, se lleva a cabo un primer operativo de identificación y captura de dos integrantes de una organización criminal de nacionalidad colombiana, al servicio del narcotráfico, al interior de una vivienda situada en “Ozone Park”, New York, quienes se dedicaban al acopio y distribución de sustancias estupefacientes utilizando como ruta, México y las islas del Caribe, y de allí a los Estados Unidos para su transporte y comercialización.

En el inmueble registrado por las autoridades norteamericanas se hallaron 16.000 gramos de heroína y $100.000 dólares, estableciéndose de acuerdo a las investigaciones, que este dinero era producto de la comercialización del alcaloide.

De igual manera en el aeropuerto internacional John F. Kennedy, ubicado en Queens, Nueva York, se desarrolló un segundo operativo capturando una persona de nacionalidad estadounidense, integrante de la organización criminal al servicio del narcotráfico, dedicada al transporte y comercialización de la sustancia estupefaciente, a  quien se le halló al interior de un equipaje 4.000 gramos de heroína, mediante la modalidad de “doble fondo”.

En esta segunda investigación, se estableció que la organización criminal de la cual hacía parte la ciudadana capturada, era la encargada de coordinar el transporte y venta de la sustancia estupefaciente, utilizando como ruta de salida, Venezuela, Panamá, México y posteriormente a los Estados Unidos.

Los tres capturados, deberán responder ante las autoridades de los estado unidos de norte américa por el delito de narcotráfico.