En un contundente operativo, la Policía Metropolitana de Bogotá decomisó dos toneladas de medicamentos falsos y adulterados que iban a ser distribuidos en más 50 droguerías de las localidades de San Cristóbal, Ciudad Bolívar y Bosa.

Son más de 300 marcas de medicamentos para el tratamiento de Cáncer, VIH y hasta potenciadores sexuales, encontrados en 3 allanamientos realizados al sur de la ciudad.

Según el Coronel Aurelio Ordoñez, Subcomandante de la policía en la ciudad, los delincuentes actuaban bajo tres modalidades; la primera es: utilizando colorantes, yodos y harinas para dar el aspecto de un medicamento original, la segunda es: remarquillar medicamentos para venderlos como óptimos para el consumo y la última modalidad es: la adquisición de medicamento de forma fraudulenta, los que regala el gobierno a diferente organizaciones pero que ya están vencidos.

Esta clase de harinas y colorantes pueden causar daños irreparables a la salud. Por este motivo la policía nacional recomienda a los usuarios que compren los medicamentos en droguerías reconocidas y evitar convertirse en víctimas de los inescrupulosos.