Polémico, franco, sin pelos en la lengua o simplemente Diego Maradona al mejor estilo Diego Maradona, analizó la actuación de la Selección argentina en la final de la Copa América y no se guardó nada. Bancó a Lionel Messi, pero dijo que “hay que tratarlo como a cualquiera que va a la Selección”.

“Es lógico caerle, es fácil. Tenemos al mejor del mundo, que va y hace cuatro goles con el Real Sociedad, y viene acá y no la toca. Vos decís, pero la puta, ¿sos argentino o sueco? Que se dejen de romper las pelotas los que dicen ‘a Messi hay que mimarlo’. A Messi hay que tratarlo como a todo jugador que se pone la camiseta de la Selección. Como el mejor del mundo, para lo bueno y lo malo. Pero ojo que tampoco Messi mató, violó, no hagamos una novela”, dijo Pelusa en una nota con Olé en relación a las críticas que recibió el crack de Barcelona.

Sobre la final ante Chile, Diego fue claro: “Chile fue superior, tuvo más actitud mientras algunos de Argentina caminaban, y no hablo de Messi. El sigue siendo tan fenómeno como siempre. Lo que no hizo Argentina es atacar. Tenemos un equipo que ataca, pero si te atacan tenés que tener un plan B” y cuando le consultaron si por historia la Albiceleste podía perder con La Roja, él no dudó: “¡No me jodas! ¡No me joda! Ni a las bochas…”.

Para Maradona el partido definitorio del máximo certamen continental a nivel de Selecciones: “no pasó por los técnicos, sino por la mentalidad de los jugadores”, y volvió a hablar de Leo: “Los que lo critican para que mejore, perfecto. Ahora eso de hacer una encuesta para ver si tiene que jugar en la Selección o no, nos fuimos de tema, muchachos, al carajo. Ya queremos cambiar al presidente. No hay que ser extremista pero tampoco acostumbrarse a salir segundos siempre”.

Diego hizo foco en el hecho de haber sido subcampeones en dos torneos consecutivos: “Estamos en riesgo de acostumbrarnos a ser segundos. Y la historia no nos permitiría que nos entreguemos siempre al segundo puesto. Cuando los jugadores bajan la intensidad de los torneos europeos se viene la Copa. Y cuando jugás contra otra selección es tobillo o pelota. No existe trabar, tobillo o pelota… Y a nosotros nos agarró en picada. Había sólo cuatro o cinco que podían resistir 90 minutos”.

Para cerrar apuntó sus cañones a algunos jugadores de la Selección del Tata Martino: “Podés caminar, yo he caminado, el tema es cómo caminás. Cómo salir rápido del letargo de caminar a darle una mano al compañero. Yo no lo vi caminar a Messi como dicen todos. Los calendarios complican. A mí me tocó, no podés laburar porque no hay tiempo. Yo era un seleccionador, no un entrenador. Martino deberá hacer algo para poder entrenar. Hay que levantar la voz cuando se arman los calendarios”.