Así lo señaló un comunicado de la Policía, que el pasado 11 de abril ‘se profirió decisión disciplinara de primera instancia, consistente en destitución’ contra Palacios.

La destitución de Palacios está vinculada a una investigación que se adelanta en su contra por el delito de soborno cuando trabajaba en la ciudad de Florencia, Caquetá.

De acuerdo a la investigación, Palacios, habría recibido en junio pasado, más de 500 mil pesos de un comerciante para que le quitara varias infracciones a un establecimiento de venta de licor de su propiedad.

El Capitán Ányelo Palacios fue trasladado hace unas semanas de Florencia a la Policía Metropolitana de Bogotá, donde continuará prestando sus servicios hasta producirse el fallo en segunda instancia con relación a su destitución.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente