El Grupo de Exhumaciones de la Fiscalía entregará este jueves 17 de diciembre los restos de un hombre de 29 años que fueron exhumados en el Cementerio Municipal de La Macarena (Meta) en agosto del 2012.

Según la madre de la víctima, cuando su hijo tenía 13 años en el año 1993 desapareció en Mapiripán (Meta).

“Él salió a jugar fútbol con unos amigos y nunca regresó. Les pregunté a los amigos y me dijeron que unos hombres armados de la guerrilla se lo habían llevado”.

“En el año 2012, una fiscal de Justicia y Paz me buscó para tomarme una prueba de ADN porque al parecer habían encontrado el cuerpo de mi hijo”, reveló la mujer quien espera junto con otras 28 familias con historias similares recibir de manos de una comisión especial del ente, cuadro los restos de sus parientes.

Las víctimas reportadas por sus familiares como desaparecidas, eran en su mayoría hombres, que trabajaban como agricultores o albañiles entre los 21 y 46 años de edad que vivían en veredas de los departamentos del Guaviare y Meta.