En el operativo fueron capturadas siete personas vinculadas de conformar una red dedicada al tráfico de migrantes, entre los detenidos esta un registrador, tramitadores y transportadores.

El General Jorge Rodríguez Director de Dijin señaló que, “…estos delincuentes cobraban a los extranjeros entre 3 mil y 4 mil dólares para ayudarles hacer el tránsito en el Urabá Antioqueño…”

La red les entregaba cédulas falsas que les permitía a los extranjeros moverse sin ningún problema, la mayoría de los migrantes eran cubanos, así lo establecieron las autoridades colombianas.

Entre los detenidos se encuentra el registrador Nechí Antioquia, Ángel Cruzete y Estévenson Palacios asistente operativo de la registraduría de Medellín; quienes eran los encargados de suministrar los documentos falsos como: registro civil, contraseñas de cédulas y pasaportes.

Estos delincuentes tendrán que responder por los delitos de: concierto para delinquir, tráfico de migrantes y falsedad material en documento público agravada.