La policía Nacional logro desmantelar una peligrosa organización conocida como los Cubillos, que había hurtado 425 millones de pesos a través de transacciones fraudulentas utilizando los medios informáticos.

 

Nueve integrantes de la peligrosa organización fueron capturados por la DIJIN, sindicados de haber realizados desfalcos a la empresa 472 en los municipios de Mosquera y Facatativá en Cundinamarca.

 

Según indicaron las autoridades los dineros eran girados a cuentas bancarias creadas por los integrantes de la organización, quienes de manera inmediata en los mismos municipios y una vez realizada la transacción retiraban el dinero, principalmente a través de cajeros electrónicos y/o al pago de servicios públicos.

 

Las autoridades señalaron cual era el modus de la banda, los funcionarios aprovechaban las vulnerabilidades existentes en los sistemas de seguridad físicas de los corresponsales bancarios y en horario extemporáneo realizaban de manera fraudulenta, y por fuera de lo acordado desde los datafonos de las corresponsalías bancarias, transacciones ficticias de dinero a cuentas de ahorro o corrientes, donde lograron apoderarse de la suma de $425 millones de pesos

 

Para cometer el ilícito la organización distribuía sus funciones entre administradores de puntos de venta, funcionaros de 472, reclutadores y cuentahabientes y bodegueros.

 

Los delincuentes tendrán que responder por los delitos de hurto por medios informáticos, acceso abusivo a un sistema informático y transacciones no consentidas de activos.