Por estos hechos fueron capturados y cobijados con medida de aseguramiento de detención domiciliaria el capitán Germán Andrés Trujillo Castañeda, los suboficiales Édison Andrés Londoño Álvarez y Carlos Andrés Sandoval Uribe, así como el pensionado de la misma institución Said Suárez Contreras. Ninguno de los capturados aceptó los cargos que les imputó la Fiscalía por el delito de tortura agravada.

Según la denuncia formulada por un menor de 17 años de edad, el 18 de abril del año 2009, cuando se movilizaba por el sur de Medellín en una motocicleta acompañado de otro menor, fue retenido por la Policía y conducido hasta la Estación El Poblado, donde ambos fueron esposados y sometidos a malos tratos.

Señala el denunciante que les pusieron una bolsa en la cabeza para dificultarles la respiración y dispararon una pistola sin carga en la cabeza.