Hace unos meses se conoció la noticia de que Cristiano Ronaldo y la modelo rusa Irina Shayk habían puesto fin a su relación luego de que ella encontrara varios mensajes de la estrella del fútbol mundial con otras mujeres. Al parecer el astro portugués no está derecho con el amor.

Durante su estadía en Australia por la pretemporada del Real Madrid, el delantero de 31 años intentó seducir a una joven modelo brasileña pero no tuvo el mismo éxito que suele tener dentro del campo de juego.

Aline Lima reveló que el crack portugués le pidió que le enviara selfies cuando ella estuviera haciendo ejercicios en el gimnasio. Ante ese pedido, la modelo le contestó que no era soltera, según consigna The Mirror.

“¿Puedo tener una foto tuya en el gimnasio?”, preguntó Ronaldo. La respuesta de la brasileña de 22 años fue contundente: “No, a mi novio no le gustaría”.

Sin embargo, el delantero portugués no se conformó con esa respuesta y fue por más. “Nadie se entera, linda. Tranquila”, replicó. Y agregó: “Yo no las muestro a nadie”.

Después de preguntar su número telefónico y de intercambiar mensajes por esa vía, Cristiano Ronaldo le ofreció a la modelo entradas para verlo jugar en el Melbourne Cricket Ground, donde el Real Madrid se enfrentará ante el Manchester City en un partido amistoso.

La joven, en cambio, le consultó si existía la posibilidad de que su novio –fanático del astro portugués- lo conociera. Pero el futbolista dejó bien en claro cuáles eran sus intereses: “Si, hermosa. Pero es complicado. Yo no quiero conocer hombres, te quiero conocer a ti”.

Lima, a diferencia de Cristiano Ronaldo, demostró que no tenía ningún interés en engañar a su novio. Incluso con una de las grandes estrellas del fútbol mundial.