Los operativos se adelantaron en las ciudades de Bogotá D.C., Villavicencio (Meta), Barrancabermeja (Santander) y Funza (Cundinamarca).

Según el ente acusador estas personas sacaban material de guerra de guarniciones militares y los vendían a organizaciones delincuenciales como el clan Úsuga.

Según el Vice fiscal, Jorge Fernando Perdomo, en el año 2014 se encontró una vinculación entre esta organización y el Coronel en retiro, Robinson González del Río.

“Hace un año desmantelamos una organización con 15 capturas cuyo cabecilla era el Coronel.” Manifestó el funcionario.

Perdomo señaló, que el personal capturado lo conforman: un Suboficial activo de la Institución, un Suboficial retirado, tres ex integrantes de la Policía Nacional, así como tres particulares, quienes habían participado en el tráfico de material de guerra, municiones y explosivos con destino a las bandas.