Tras la alta ocupación que presentó Playa Blanca en la Isla de Barú durante la última Semana Santa, se retomó la propuesta de cobrar la entrada al sitio turístico que ha aumentado considerablemente la afluencia de turistas tras la inauguración que une a Pasacaballos con Barú.

La propuesta hecha por Parques Nacionales Naturales, busca mejorar la situación turística de la región que según informó el capitán de Corbeta Carlos Andrés Martínez, del Área Protegida del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo a El Heraldo, “está produciendo mucha más basura, y esto a pesar de que se reforzó la jornada de recolección de residuos”.

Durante los cuatro días de la última Semana Santa tuvo que cerrarse la Isla de Barú a vehículos y visitantes, debido a que los parqueaderos y la playa llegaron a su límite.

“Nos parece que hay una sobrecarga de la playa, si tenemos que hablar de un turismo sostenible, también debemos garantizar ese recurso natural y turístico para las futuras generaciones, y ante la apertura del puente se ha visto una carga de turistas que pone en peligro la playa”, dijo Zully Salazar, presidenta de Corpoturismo a Caracol Radio.