El colombiano detenido en el país árabe desde el año 2011 acusado de narcotráfico pidió ayuda al gobierno.

Esta es la carta que envió a su abogado Víctor Mosquera:

Apreciado Dr. Mosquera: respondiendo a su pregunta de como me encuentro, le quiero decir, que desde hace mucho tiempo no estoy bien de salud, ni física ni emocional, me molesta mucho la espalda por las condiciones en que dormimos aquí, durante mucho tiempo estuve muy mal de las rodillas por estar tan quieto, gracias a una solicitud del consulado, puedo hacer deporte una vez a la semana y eso me ayuda a desencalambrar las rodillas, pero la espalda sigue mal, los recursos medicos aqui son infimos y cuando uno dice que tiene gripa le dan zantac y ya, a mi me ha tocado luchar mucho para que me mediquen y los dolores de espalda y de cuello me tumban, el medico me dice que tengo escloris y que no hay nada que pueda hacer.

el clima aquí es muy cambiante y en los últimos meses mantengo unas gripas constantes, que supongo también obedecen a mis bajas defensas, porque la incertidumbre y la deseperación ademas de la pensadera de porque me pasa esto a mi, hasta me quitan el hambre y me deprimo mucho. Actualmebte estoy tomando 10mg de cypralex al dia y en los dias malks, lo completento con motival. Sin embargo trato de sobreponerme pero cualquier virus, que por aquí todo el tiempo me atacan y me tumban de nuevo. Lo mas grave de mi estado de salud, no es solo lo competente a mi estado físico sino a mi estado mental. Aún no se porque Dios me puso esta prueba tan difícil, que cada día me pone peor mi cabeza, estoy medicado para la depresión, (cypralex y motival) porque veo todo muy gris y me valoraron y me medicaron porque hay días que quisiera no estar vivo, despertar y darme cuenta que esto fue una horrible pesadilla o mas bien despertarme en el paraíso, donde no sienta tanto dolor. Me preocupo no solo por mi, nadie sabe lo que se siente al estar lejos de una hija que necesita a su papá y su papá a ella, nadie sabe lo que estar aislado de su familia de su mamá, que es como una velita que se va apagando de angustia y tristeza, de mis hermanos que tanto me necesitan porque siempre fui su pilar y el que veía por ellos. Saber que mi mamá ya esta sin solvencia económica por apostarlo todo a mi defensa y seguir aquí? Espero me comprenda Dr. Mosquera eso le daña la cabeza a cualquiera y aunque soy un hombre fuerte, estoy derrumbado por dentro y por fuera, física y emocionalmente. Como usted sabe para mi es muy difícil comunicarme con Colombia, sin embargo contar con usted y saber que se están preocupando por mi y por mi futuro y el de mi familia, me hace sentir vivo de nuevo. Me rebusque la manera y lo logre para poderle mandar esta comunicación y lo autorizo como mi representante en Colombia a que la publique si es necesario, para que me puedan ayudar.

Reciba mi respeto y cordial saludo,

Juan Pablo Iragorri Medina