El Gobierno de Colombia ha pedido a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que retire la valla publicitaria de la serie ‘Narcos’ instalada desde hace unos días en la Puerta del Sol, y que promociona esta producción de Netflix inspirada en Pablo Escobar, líder del cártel de Medellín, con el mensaje “Oh, blanca Navidad”.

Según ha explicado este martes en Madrid la ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín —donde se encuentra con motivo de la visita a la capital de España del presidente colombiano,Juan Manuel Santos—, su Gobierno ha solicitado “desde el primer día” tanto a Carmena como a Netflix que se retire la polémica lona publicitaria para evitar el “daño” que provoca en la imagen de Colombia.

En rueda de prensa ofrecida en la embajada de Madrid, Holguín ha revelado que el embajador, Alberto Furmanski, habló con la alcaldesa de la capital para manifestar la queja del Gobierno de Colombia, que también se trasladó por escrito al ayuntamiento. Del mismo modo, la ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, se ha puesto en contacto con la empresa estadounidense Netflix para reclamar la retirada del anuncio donde aparece el actor Wagner Moura encarnando a Pablo Escobar.

“El esfuerzo que ha hecho Colombia de pasar esa página del cártel de Medellín, de la droga, es algo que hemos superado y la visión que tiene el mundo de Colombia ahora es distinta, pero las preconcepciones persisten, y si a esto se le aumenta este tipo de propaganda, es un daño grande que se le hace al país”, ha explicado la canciller Holguín.

El cartel publicitario de la serie ‘Narcos’ se instaló a principios de diciembre generando controversia por el lema utilizado por Netflix junto al actor caracterizado como el narcotraficante Escobar, a quien se le atribuyen cientos de asesinatos durante los años en los que dirigió el cártel de Medellín.

En concreto, el anuncio ocupa toda la fachada del número 11 de la céntrica plaza madrileña, que recibe la visita de miles de personas durante las fechas navideñas. Se trata del mismo inmueble que aloja en su azotea el histórico luminoso de Tío Pepe desde que fuera reubicado en 2014.