La Fiscalía General de la Nación logró que dos jueces de control de garantías de Bogotá impusieran medida de aseguramiento de detención preventiva en contra de cinco personas por estar inmersas en el delito de fabricación, tráfico y porte de armas y explosivos en Bogotá.

En un primer caso el Juzgado 24 de control de garantías de Bogotá, con base en la investigación adelantada por la Dirección Nacional Especializada contra el Terrorismo, impuso medida de aseguramiento de detención preventiva en centro carcelario contra Samuel David Rodríguez Rodríguez.

Su captura, en flagrancia, se produjo en la madrugada del pasado domingo dos de abril, en el barrio Palermo de Bogotá, cuando transportaba explosivos que al parecer serían utilizados en un atentado contra un restaurante del sector.

En un segundo caso el Juzgado 15 Penal de control de garantías de Bogotá ordenó la reclusión en la cárcel Nacional Modelo en Bogotá de Carlos Yesid Molina Susatama, Jhostin Wilfrido Amado Sopó, y los hermanos Danny Michel y Brian Edilson Rodríguez Rodríguez, por cargos de fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso privativo de las fuerzas armadas y concierto para delinquir.

Estas personas fueron capturas el mismo domingo durante un allanamiento ordenado por la Dirección Nacional Especializada contra el Terrorismo, en un apartamento de un conjunto residencial ubicado en la localidad de Fontibón, donde además se encontraron diversos elementos explosivos.

“En el lugar fueron halladas una granada de fragmentación, mechas pirotécnicas, pinzas, mechas lentas blancas y detonadores electrónicos” sostuvo el fiscal del caso tras señalar que también había celulares desarmados y un manual de instrucciones para ensamblar explosivos.