El soldado del ejército Juan David Martínez Jiménez, fue sacado a la fuerza de su casa cuando visitaba a su familia en el corregimiento de Guarumo en Antioquia.

Frente a los ojos de sus familiares, el uniformado fue brutalmente asesinado y tiempo después sus allegados fueron despojados de sus pertenencias por las mismas personas que adelantaron el homicidio.

Según la Fiscalía General de la Nación, José Alexander Castañeda Galindo, alias “Capote o El Viejo”,  jefe de sicarios del Clan Úsuga, fue quien ordenó el crimen.

Castañeda, de 32 años de edad, fue capturado el pasado 3 de noviembre y deberá responder  por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal armas de fuego de defensa personal.

El llamado jefe de sicarios es investigado además por la muerte de un integrante de su organización delincuencial, llamado alias “Pájaro”, y del comerciante Óscar Augusto López López.