Catherine Ibargüen, reafirma que es la número uno del mundo en salto triple, esta vez registró 14,90 metros en su cuarto intento final, lo que permitió ponerse la medalla de oro en el Mundial de Atletismo, que se disputa en Pekín (China). La antioqueña se ha mostrado confiada y segura de sus condiciones físicas desde el inicio de la competencia que se desarrolla en el estadio “Nido de Pájaro”.

La medalla de plata fue para la israelí Hanna Knyazueva-Minenko, con 14,78 mejorando la marca de su país a nivel nacional.

La Kazaja Olga Rypakova se quedó con el bronce con la marca de 14,77.