Se trata del regente y el auxiliar de la farmacia del centro médico contratados entre los años 2015 y 2016, tiempo en el que estos ex funcionarios según la investigación falsificaban fórmulas médicas y simulaban despachos de medicamentos que nunca pedían los médicos o enfermeras, para luego sustraerlos de la farmacia, así lo afirmó el subdirector del CTI en el Quindío Carlos Alberto López Escobar

“Estas personas simulaban despachos a diferentes servicios del hospital que nunca pedía el personal médico y luego sacaban los medicamentos, es así como se lograron sustraer hasta 300 millones de pesos. Sin embargo con estas capturas se termina una investigación que se venía haciendo en relación con este tema”, dijo el director del CTI López Escobar.

Las capturas de estas personas se hicieron efectivas en el barrio La Esmeralda y en el sector del destapado en Armenia, ahora los implicados deberán responder por los delitos de peculado por apropiación y falsedad en documento público.