En operativo que se realizó, en 5 municipios de Cundinamarca, fueron capturados 16 delincuentes que se dedicaban al robo y adulteración de celulares, así lo indicó el comandante Encargado de la Policía en la región el Coronel Víctor Hugo Gómez.

Los allanamientos se realizaron en Zipaquira, Girardot, Fusagazugá, Chía y Soacha, en donde los integrantes de la peligrosa banda modificaban los IMEI de los celulares para venderlos como nuevos.

La banda utilizaba un software para modificar el código de los teléfonos logrando imitación casi exacta para venderlos sin ningún problema.

Los capturados tendrán que responder por los delitos de receptación, hurto calificado y agravado y concierto para delinquir.