La Policía Nacional capturó a tres integrantes de grupos armados al margen de la ley, responsables de crímenes en personas protegidas, quienes responderán ante las autoridades solicitantes por infracciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario.

La primera detención se adelantó en el municipio de Socorro, Santander, a dos hombres requeridos por la Fiscalía de la ciudad de Bogotá por el delito de homicidio en persona protegida en concurso heterogéneo con concierto para delinquir.

De acuerdo con la investigación el día 24 de octubre de 2001 fue víctima de un atentado Expedito Chacón Rodríguez, fiscal de la Asociación Nacional de Trabajadores de Hospitales, clínicas, consultorios y entidades dedicadas a procurar la salud de la comunidad (ANTHOC) de Socorro, Santander.

El señor Chacón se dirigía en vehículo hacia su residencia, ubicada en el municipio de Socorro-Santander; sobre la vía principal, a la altura de un establecimiento púbico fue interceptado por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta DT 125, y sin mediar palabra dispararon contra su humanidad perdiendo la vida instantáneamente, posteriormente emprendieron la huida con rumbo desconocido.

Según las autoridades los encargados de cometer el hecho delictivo eran integrantes de las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia AUC, Bloque Central Bolívar, frente comunero cacique Guanentá, dedicados al narcotráfico, ajustes de cuentas, extorsiones y homicidios selectivos, siguiendo directrices delincuenciales de Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián Bolívar’.

En otra operativo fue capturado en Bucaramanga a Rito Rincón, alias ‘el doctor’ integrante del Ejército de Liberación Nacional, ELN, sindicado como determinador del homicidio de la docente Ángela María Rodríguez Jaimes.

Los hechos se presentaron el 12 de febrero de 2002, en horas de la noche un grupo de personas armadas irrumpieron en la escuela rural de la vereda La Vega, municipio de Piedecuesta – Santander, vía Curos – La Guaca, en busca de su directora, la profesora Rodríguez Jaimes, quién se encontraba dictando clase a sus pequeños alumnos.

Las labores investigativas establecieron que los responsables de cometer el hecho delictivo eran integrantes del Ejército de Liberación Nacional frente Efraín Pabón Pabón, bajo órdenes de su cabecilla Virgilio Echavarría’ Granados alias ‘Chespirito’ o ‘Vladimir’, cabecilla principal de Comisión.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente