Francisco Javier Rojas Amaya, la persona que se habría hecho pasar como varios de los magistrados auxiliares de la Corte Suprema de Justicia, fue capturado por el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía. A este hombre se le sindica de los delitos de estafa, falsedad material en documento público y falsedad material en documento privado.

Rojas Amaya venía suplantando a un magistrado auxiliar de la Sala de Casación Penal de la Corte, con cuya identificación realizó un trámite de inspección de alerta y un trámite de matrícula inicial de un vehículo. Dentro de la investigación se descubrió que, además, había suplantado a otros dos magistrados auxiliares de la Corte Suprema de Justicia. Esto la realizaba desde el 2014.

Durante la diligencia de allanamiento y captura fueron incautadas fotocopias de contratos, hojas con el logo de la Corte Suprema de Justicia, dos carpetas con varias tarjetas decadactilares, tarjetas bancarias, equipos de comunicación y de computación.

Roja Amaya no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía y el juez de control de garantías le impuso medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en establecimiento carcelario.