En el centro de Bogotá fue capturado un hombre que distribuía alucinógenos en el coche con su hijo de año y medio de nacido, para evitar que las autoridades lo descubrieran.

El coronel Fabián Ballesteros comandante de la policía de la estación de la localidad de Santa Fe, indico que el delincuente tendrá que responder por el delito de tráfico de estupefacientes.

El menor quedo a disposición  del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para restablecimiento de derechos aseguro el Coronel Ballesteros.

Un juez de control de garantías envió al sindicado a la cárcel nacional modelo.