La Policía Nacional capturó en el Aeropuerto Internacional Eldorado de Bogotá,  a un ciudadano libanés requerido por la justicia de Estados Unidos, por los delitos de conspiración para cometer lavado de activos y conspiración para importar cocaína.

El hombre fue identificado como Ali Khalife y según las investigaciones, era el encargado de consignar divisas en bancos ubicados en New York, cobrando por este servicio el 7% de cada transacción. Esos dineros eran los pagos correspondientes a cargamentos de droga que recibía una organización de alcance trasnacional, referenciada por llevar estupefacientes a Estados Unidos y Europa.

Según las autoridades Ali Khalife, en su condición de mensajero de la mafia, se dedicaba exclusivamente a llevar millonarios sumas de dinero, cumplir encargos y entregar información a las organizaciones que proveían cocaína a la red, ese sería el motivo de su visita en Colombia. En su prontuario aparecen nexos con el ya extraditado Ernesto Maffi Dunn, un extraditado capturado en Colombia y sindicado de vínculos con la estructura del abatido “Megateo”.

Ali Khalife quedó a órdenes de las autoridades judiciales, mientras se cumplen los trámites para su extradición, ante el requerimiento de la Corte del distrito Sur de New York.