La droga tenía como destino la ciudad de Bucaramanga en el departamento de Santander.

Este operativo se logró desarrollar luego de un trabajo previo de inteligencia, a través de nuestra Dirección de Antinarcóticos y con el apoyo de nuestros uniformados adscritos la Metropolitana del Valle de Aburrá, en el marco del programa presidencial “plan para la convivencia y la paz”, en desarrollo de la estrategia de intervención integral contra el narcotráfico.

En las últimas horas luego de un proceso de investigación e inteligencia se logró detectar un vehículo de servicio público donde eran transportados camuflados en un compartimento cerca de 26 kilos al parecer de clorhidrato de cocaína. La acción policial se registró en la glorieta de la estación del Metro de Niquia en el municipio de Bello, norte del Valle de Aburrá, allí fue detectado el automotor en el cual según las investigaciones se transportaba sustancia estupefacientes.

Es así como es detenido el vehículo de servicio público y se inicia la inspección del mismo, lo cual permite encontrar en un compartimento adaptado entre un costado y el techo un total de 33 paquetes rectangulares con sustancia sólida, blanca, con olor característico al de la cocaína, la cual al practicársele la prueba preliminar homologada dio positivo para clorhidrato de cocaína.

El estupefaciente se estimó tenía un costo aproximado de $125.000.000 en la ciudad de Medellín, con este contundente resultado se sacaron del mercado ilegal  aproximadamente más de 100.000 dosis del estupefaciente.

Es así como de inmediato se procede a dar captura a los dos ocupantes del vehículo, dos hombres mayores de edad, uno de ellos el conductor y el otro señalado por este como presunto financiador del acto delictivo; junto con la droga incautada y el vehículo inmovilizado fueron dejados disposición de la autoridad competente.