La Policía Nacional capturó en Medellín a Yuliana Andrea Manco David, alias “La Contadora”, encargada de recibir los pagos que le llegaban a la estructura por el envío de cocaína y la explotación de yacimientos ilegales, y distribuirlos a los diferentes cabecillas para logística y pago de la nómina delincuencial.

La mujer de 26 años, prima hermana de Darío Antonio Úsuga David, alias “Otoniel”, fue ubicada en su lugar de residencia en el barrio Laureles, en Medellín. Durante el procedimiento, los investigadores de la Policía Nacional encontraron $692.030.000 distribuidos en fajos de billetes de 20 mil y 50 mil pesos, que estaban escondidos en diferentes partes del lujoso apartamento.

En esos lugares se incautaron 4 computadores portátiles, 9 teléfonos celulares, ipad, 4 memorias con información sobre la composición del “Clan Úsuga” en Urabá  y la distribución de su nómina de criminales, una máquina contadora de billetes, dos camionetas de alta gama y una motocicleta de última generación; además de compraventas, contratos, registros inmobiliarios, cuentas de cobro y números de cuentas bancarias.

Según la información recopilada en los últimos tres meses, alias “La Contadora” vivía en Medellín, donde estudiaba Psicología. En coordinación con  alias “Cuarentano” (hermano de “Otoniel”), citaba en diversos puntos de la ciudad a delincuentes que llegaban para saldar millonarias deudas con “El Clan Úsuga, por los dividendos de la extracción ilegal de oro en la región y el aprovechamiento de las rutas de narcotráfico.

Yuliana Andrea Manco David, asumió hace un año el rol de administradora de finanzas ilegales, luego de la captura de Harlinson Úsuga Úsuga, alias “Orejas”, sobrino de alias “Otoniel”, quien a su vez había reemplazado a Nini Johana Úsuga, alias “La Negra” hermana del máximo cabecilla del clan, también detenida por la Policía Nacional en diciembre de 2013.

Alias “La Contadora” fue judicializada por un juez de control de garantías de Medellín, por los delitos de concierto para delinquir agravado, lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Queda pendiente la definición de su lugar de reclusión.