Lucila Inés Gutiérrez de Moreno, exrectora del colegio Nuestra Señora del Rosario, ubicado en el corregimiento Riachuelo del municipio de Charalá (Santander), fue capturada esta mañana en Bucaramanga, por servidores del CTI, por orden de un fiscal especializado adscrito a la Dirección Nacional de Análisis y Contexto (Dinac), para vincularla mediante indagatoria a la investigación que adelanta por presuntamente facilitarle a los paramilitares ejercer la esclavitud sexual de estudiantes de esa institución entre los años 2001 y 2003.

La mujer es sindicada de los delitos de concierto para delinquir agravado, secuestro agravado, acceso carnal violento en persona protegida, esclavitud sexual, desplazamiento forzado, acto sexual abusivo y reclutamiento ilícito.

Según la investigación de la Dinac, los hechos ocurrieron en el mencionado corregimiento para la época en que el Bloque Central Bolívar de las Autodefensas hacía presencia en la región, con el frente Comuneros Cacique Guanenta, comandado por Rodrigo Pérez Álzate, alias Julián Bolívar; Iván Roberto Duque Gaviria, alias Ernesto Báez, y el comandante general del Frente José Danilo Moreno Camelo, alias Alfonso; quienes al parecer contaban con el apoyo de la señora Lucila Inés Gutiérrez de Moreno.

Así mismo, la entonces rectora supuestamente permitió que el grupo ilegal financiara bazares y reinados en los que participaban las niñas del colegio, para que el comandante escogiera las que iban hacer víctimas de estos graves abusos.

Igualmente, se estableció que el esposo de esta, Luis María Moreno Santos, exconcejal del municipio de Charalá, también habría facilitado el reclutamiento ilegal de niños del colegio por parte del grupo armado. Por estos hechos también fue vinculado a la investigación; no obstante permanece detenido por cuenta de otros procesos que adelanta la Dirección de Fiscalía Nacional Especializada contra el Terrorismo.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente