Siete integrantes de una peligrosa banda fue desmantelada por la policía en Bogotá, los delincuentes vendía la droga cerca de las instituciones educativas de la ciudad.

El general Humberto Guatibonza, Comandante de la policía metropolitana de Bogotá, indico que agentes encubierto, lograron infiltrase y grabar a los delincuentes y demostraron como distribuían el alucinógenos entre los adolescentes de algunos instituciones educativas de Bogotá.

El alto oficial además señalo que por queja de padres de familia los llevo a realizar este gigantesco operático, en 5 localidades (Tunjuelito, Kennedy, Teusaquillo, Uribe Uribe y Suba) y que permitió la captura de los jibaros.

Los detenidos fueron enviados por un juez de control de garantías, al centro carcelario la Modelo, sindicados de los delitos de tráfico y porte de estupefaciente y concierto para delinquir.