Ocho delincuentes que se dedicaban al tráfico, falsificación y contrabando de medicamentos, fueron capturados en Bogotá, así lo confirmó el coronel William Valero, subdirector de la Policía Fiscal y Aduanera.

Los detenidos, comercializaban medicamentos de alto costo para el tratamiento de enfermedades terminales como cáncer y sida.

Los contrabandistas adulteraban las fechas de vencimiento modificándolas, por unas más recientes.

La organización criminal conseguía  los medicamentos vencidos, y posteriormente los vendían como productos originales.

Los remedios eran conseguidos en Ecuador y Venezuela, para luego traerlos al país y comercializados en Ciudades como Cúcuta, Bucaramanga, Neiva, Girardot, Villavicencio, Acacias, Popayán y Bogotá.