Como preámbulo de la conmemoración de los 50 años de la desaparición del cura guerrillero Camilo Torres, el rector de la universidad Nacional, Ignacio Mantilla, recibió unos de los objetos más preciados “su Biblia”.

Ciro Alfonso Quiroz, Abogado decano de la Facultad de Derecho, y Ciencias Políticas y Sociales del claustro universitario, quien fue seguidor del pensamiento liberal del cura Torres, señaló, “…que durante varios años el libro sagrado estuvo en su casa, y lo entrega porque considera que es un texto de un alto valor histórico…”

Torres, nació en Bogotá en el seno de una familia acomodada y se educó en Europa con los curas cristianos obreros. Esta condición lo llevo abandonar la sotana y vestir el uniforme camuflado para iniciar la lucha armada. El 15 de febrero de 1966, cuando trató de conseguir un arma, murió en combate en San Vicente de Chucurí, Santander.

Lo insólito del cura guerrillero, es que demostró que se puede combinar la fe cristiana con la lucha revolucionaria, que casi nunca es posible por la doctrina marxista.