El opositor y Secretario regional de Acción Democrática en Guárico, Luis Manuel Díaz, fue asesinado durante un acto de campaña en Altogrando de Orituco, este miércoles, mientras acompañaba a Lilian Tintori, esposa del preso político, Leopoldo López.

Tintori, se ha convertido en la voz del dirigente de Voluntad Popular, denunció que “teme por su vida” y señaló directamente al presidente venezolano como el responsable de “dar la orden” de los “atentados” y la violencia que sufren los miembros de la oposición.

El ataque contra Díaz es el séptimo que se produce en los últimos días contra dirigentes políticos de la oposición, como Henrique Capriles, Richard Blanco, Miguel Pizarro y Lilian Tintori. Lo que ha conllevado a la multiplicación de las denuncias por falta de garantías en el proceso electoral previsto para el 6 de diciembre.

Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), hizo un llamamiento para restablecer el clima de paz, respeto a las leyes y poner fin “…a los discursos cargados de amenazas, de pronósticos oscuros y a desarmar a cualquier grupo civil armado, especialmente aquellos que dependen o son partido del Gobierno, […], no debe haber un muerto más, no debe haber una amenaza más. Es hora de ponerle fin al miedo. Cada muerto en Venezuela duele hoy en todas las Américas…”

Nicolás Maduro, no se hizo esperar y manifestó su molestia ante las declaraciones de Almagro tachándolo de “basura”. “…Todavía no se cumplen doce horas de la investigación y ya sale la basura de Luis Almagro en la OEA a declarar contra el pueblo y la revolución bolivariana. […], Una vez que tengamos ya esta investigación, bueno, yo espero una rectificación, si es que le queda algo de ética y moral de la basura de Luis Almagro, con el perdón de la basura, pobrecita señora basura que la comparé con Almagro…” declaró el presidente venezolano en un acto desde el estado de Portuguesa.